Por qué sí funciona el Inbound Marketing:

El Inbound Marketing no se ha convertido en el método de publicidad digital más popular de nuestra era por casualidad. De hecho, su metodología es una de las más efectivas, lo que sin duda es una clara señal de lo útil y eficiente que puede llegar a ser para aumentar nuestras ventas en internet.

 

Lo más atractivo del Inbound Marketing no son las técnicas utilizadas en sí, sino la filosofía y esencia que hay detrás cuyo objetivo principal es ganarse el cliente a través de aportar un valor desinteresado y extraordinariamente beneficioso.

 

Hoy en día, tal y como evoluciona el mundo comercial en el que cada vez más marcas saltan a la palestra, es importante que el cliente se sienta seguro de que está tomando la decisión correcta. Para ello, necesitamos ganarnos su confianza como marca antes de que compre cualquiera de nuestros productos o servicios. 

 

Pero como todo en la vida, nada viene dado y todo necesita de un cierto esfuerzo para que funcione. Para que nuestra estrategia de Inbound Marketing nos aporte los resultados esperados deberá cumplir con estas dos condiciones:

 

  • Empezar aportando valor en lugar de vender: si intentamos vender a las personas desde un primer momento, estas se cerrarán en banda completamente. Si queremos ganarnos su confianza, debemos empezar aportando valor ya sea educando, aconsejando o asesorando a estos usuarios.
  • Tener una estrategia de Lead Nurturing bien definida: también conocido como maduración de leads, se trata del proceso por el cual conseguimos que estos clientes se interesen por sí mismos en nuestra marca y decidan acabar comprando alguno de nuestros productos o servicios. A diferencia de otro tipo de estrategias de marketing, esta tiene muy en cuenta las motivaciones y emociones de esos compradores haciendo que la relación marca-cliente sea mucho más humana y directa.