img1 (9)

 

Todos aquellos que son dueños de algún negocio o trabajan en el, saben cuánto cuesta lidiar con algunos clientes. Existen compradores de todo tipo. Algunos buenos, amables, considerados. Pero otros son totalmente tacaños, groseros o simplemente no están interesados en tus productos.

 

Este tipo de compradores realmente no te convienen, ni a ti, ni a tu negocio. Por ende, debes aprender a evitarlos. Es por ello que, en el presente artículo, te daremos ¡señales de que tu comprador no es el indicado! De esa forma, aprenderás a identificarlos desde el primer momento.

 

Señales de que tu comprador no es el indicado

A continuación, te daremos un total de 30 señales. Cada una es fundamental para identificar a los compradores que no son los indicados para tu negocio. Aquellos que solamente te harán perder el tiempo y, por ende, dinero.

  1. Primeramente, debes evitar a todos aquellos compradores que son groseros. Tu trabajo es tratar amablemente a todos los clientes. Como consecuencia, ellos también deben ser amables y respetuosos contigo. Al final, solo deseas ayudarlos.
  2. Por la misma línea que la anterior señal, están aquellos que son apáticos. Usualmente oscilan entre diversas emociones, así que no terminan de dejarte en claro qué es lo que desean comprar.
  3. Sabes muy bien que tu trabajo es hacerle preguntas al prospecto sobre lo que quiere. De esa manera, sabrás cómo ayudarlo o aconsejarlo. Si el mismo no desea responder tus preguntas, es una señal de que no es el indicado.
  4. Por otro lado, están aquellos compradores que desean hacer el proceso de compra por ellos mismos. Como si ellos fuesen los trabajadores y conocieran todo lo concerniente a los productos o servicios.
  5. Otra señal de que tu comprador no es el indicado, es que se deje llevar por sus emociones. Este tipo de clientes se tardan demasiado en decidir qué desean comprar. En la mayoría de los casos, terminan yéndose sin adquirir nada de tu negocio.
  6. Si tu empresa necesita conocer con anterioridad el presupuesto del prospecto, este debe dártelo. Hay algunos que se rehúsan totalmente. A veces es porque ni siquiera ellos saben realmente cuánto quieren invertir en la compra.
  7. Existen algunos compradores que puede que necesiten tu producto. Pero realmente no es una prioridad para ellos. Por ende, puede que terminen sin comprar nada.
  8. Otro caso es el de los clientes desorganizados. Este tipo de prospecto no buscará darte el tiempo necesario para finalizar la compra. Además de que nunca contará con los papeles y el dinero necesario.
  9. Una señal de que el comprador no es el indicado, es cuando este desaparece del mapa. Si luego de consultar la oferta que ofreces, no vuelve a aparecer, no te preocupes por él.
  10. Hay otros prospectos que no desean seguir las indicaciones que les das. Toda compra tiene un inicio y un fin, se deben seguir algunos pasos. Si él quiere hacer solo lo que él quiera, no es el indicado.
  11. Si el comprador no cuenta con los recursos necesarios para implementar bien tu producto, no pierdas el tiempo con él. Déjalo ir y dale la oportunidad a otros que sí lo necesitan.
  12. Puede que pasen muchos compradores por tu tienda, solamente para preguntar precios. Eso quiere decir que están comparando el precio de un mismo producto en varias tiendas. Es muy probable que no compren nada en la tuya.
  13. Las señales de que tu comprador no es el indicado, son variadas. Una de ellas es cuando el prospecto te miente o se contradice él mismo. Esto es una señal de inseguridad en la compra.
  14. Algo que te será de gran ayuda es adaptar el tamaño de tu mercado a los clientes que sueles tener. De esa manera, te asegurarás de recibir solamente a los compradores que valen la pena.
  15. También están otros tipos de prospectos que desean trabajar en un horario limitado. Un tiempo que solo ellos disponen y te obligan a trabajar bajo el mismo. Debes evitarlos a toda costa.
  16. Si tu empresa trabaja a larga distancia, es decir, con otros países, debe haber un límite. Pueden llegar clientes a los que realmente no podrás atender. Ya que viven muy lejos de ti.
  17. Otra señal de que tu comprador no es el indicado es que no se ubique en tu zona de ventas. Si sus necesidades se hallan fuera del límite de tus productos, no te comprará nada.
  18. Hay algunos clientes que sencillamente no entienden la función de tu producto o servicio. Son aquellos a los que tienes que repetirles más de tres veces las cosas. Eso es señal de que no es el indicado.
  19. Debes informarte si el prospecto ya trabaja con otro proveedor o vendedor. Esto habla mucho acerca de que solamente te está utilizando para evaluar y comparar servicios y productos.
  20. Hay algunos clientes que actuarán como si realmente te siguieran el juego de la compra. Pero, al final, no comprarán nada. Para descartar este tipo de comprador, es importante hacer preguntas.
  21. Otros creen que las cosas se hacen por arte de magia. Esa es una de las señales de que tu comprador no es el indicado. Pues espera que el producto funcione adecuado a sus necesidades inmediatamente.
  22. Una señal de que no está realmente interesado en hacer un trato contigo, es que cancele las reuniones. Especialmente si lo hace a última hora y sin una razón que lo justifique de verdad.
  23. También debes evitar a toda costa a los prospectos que son impulsivos. Estos solamente se guían por presentimientos, en lugar de las verdaderas funciones del producto.
  24. Si trabajas con otras compañías, es importante que el cliente te presente al resto del equipo. Pues es importante trabajar en conjunto en esos casos. Si no lo hace, ya sabes que no es el indicado.
  25. Otra señal de que tu comprador no es el indicado, es que sea tacaño. Puedes encontrarte con muchos que son así. Ellos jamás querrán pagar el precio estimado por un producto.
  26. Es fundamental que adaptes el objetivo de tu negocio al mercado en el que trabajas. Esto es algo que te ayudará a evitar toda clase de compradores molestos.
  27. Debes evitar a aquellos clientes que quieren pagar después tu producto. Este tipo de comprador siempre te dirán que todavía no le han pagado el salario. Es algo que únicamente puedes hacer con clientes recurrentes y en los que puedas confiar.
  28. Entre las señales de que tu comprador no es el indicado, está el hecho de que te pospongan. Si todavía no terminas de finiquitar la venta y el cliente sólo pospone la compra, debes dejarlo ir.
  29. Es fundamental que el prospecto sepa responder ciertas preguntas. Especialmente a ¿qué espera con el producto o el proyecto? Si no lo responde, allí hay una señal de inseguridad para la compra.
  30. La última señal, es cuando el comprador es distraído. Ni siquiera presta atención a la información que le estás dando. Este tipo de cliente demuestra desde el primer momento que no comprará tu producto. Así que no te esfuerces en hablar con él.

    Es importante que identifiques estas señales para saber quién es un cliente potencial y quién no, evita perder ¡TIEMPO y DINERO! Ahora ya sabes, optimiza tus recursos en clientes que si son los indicados para tu negocio.

 

Descubre por qué
somos la agencia que necesitas.
Ponte en contacto y te guiaremos por el resto.
Iniciar mi estrategia