Menú
Autor:
23/10/14 12:30
Compartir en:
MAS Digital
Autor MAS Digital
23/10/14 12:30
Compartir en:
  

¿Tu empresa tiene más gastos que ganancias? El Lean thinking te ayudará

¿Tu_empresa_tiene_más_gastos_que_ganancias_El_Lean_thinking_te_ayudará

Antes de empezar a profundizar en los procesos Lean, debes  entender muy bien lo que este concepto significa. El lean thinking, es un modelo de gestión que propone maximizar el valor para los cliente que tiene como objetivo crear actividades, planes de trabajo y desarrollos eficientes, orientados a minimizar y eliminar el gasto excesivo e innecesario de dinero de una organización, enfocándose en la mejora continua, la rápida capacidad de respuesta y el enfoque en la satisfacción del cliente.

El lean thinking sin duda impulsará la calidad y productividad de tu compañía, a través de recursos y tácticas que te ayudaran a crecer. Entonces ¿tu empresa tiene más gastos que ganancias? El lean thinking te ayudará, descubre cómo.

Se tiene la idea que esta metodología sólo puede ser utilizada en grandes compañías pero te aseguro que estas sin duda podrán ayudarte a construir una disciplina y flujo de trabajo a través del buen manejo de recursos dentro de tu compañía, donde todos tus empleados deben ser productivos y deben estar enfocados en la satisfacción del cliente.

Esta metodología se basa en el continuo trabajo y respeto por las personas. Más allá de reducir los costos de tu compañía ten en cuenta que esta actúa de manera positiva y constructiva en función del crecimiento total de tu negocio y para ello utiliza tres principios fundamentales.

  • Propósito: ¿Qué problemas pueden tener tus clientes que necesites resolver para prosperar?

  • Proceso: Cómo tu negocio aplicará cada uno de los recursos para asegurar que cada paso sea de valor, capaz, flexible, adecuado y realizable.

  • Personas: ¿Cómo tu compañía va a asegurar que cada proceso se lleve a cabo responsablemente por cada uno de los empleados involucrados?

Estas preguntas son importantes y esenciales al momento de planificar la aplicación de esta metodología, como ya lo hemos mencionado muchas veces, su meta final es reducir el gasto excesivo e innecesario y maximizar el valor del cliente. Pero para realizar esta transformación primero debes identificar, priorizar y eliminar los recursos que están de más. Así como el esfuerzo humano, espacio, capital y tiempo para crear tus productos y ofrecerlos.

A través de esta metodología tendrás la capacidad de responder a las demandas de tus clientes, con una alta diversidad de productos y servicios de calidad y a bajos precios. Por lo tanto debes evaluar estos aspectos que te servirán para identificar cualquier error que esté cometiendo tu negocio y que le esté generando un malgasto de dinero.

  • Sobreproducción: ¿Produces más de lo que tus clientes demandan?

  • Tiempos de espera: ¿Tus empleados tienen que esperar información, instrucciones o que algún proceso termine para poder continuar con la producción?

  • Procesos: ¿En la producción de tu empresa hay procesos innecesarios que no agregan ningún valor al cliente?

  • Productos innecesarios: ¿Tienes almacenado recursos, herramientas o productos que no son útiles o no existe alguna demanda para ellos?

  • Defectos: ¿Tu empresa ofrece productos o servicios deficientes que tienen que ser reparados o muchas veces desechados?

  • Mala gestión de personal: ¿Tienes problemas al asignar tareas a tus trabajadores?

  • Malgasto de energía: ¿Tu empresa consume electricidad, combustible o algún otro tipo de energía en exceso?

Luego de plantearte estas preguntas, identifica si existe algún ¨si¨ en tus respuestas y utiliza estas tácticas para ofrecer a tus clientes lo que quieren, en la cantidad exacta y en el momento preciso.

Para ello implementa las siguientes tácticas que te enseña esta metodología

  • Crea un plan de cambio, identificando primero lo que quieres cambiar. Define cada paso y anticipa los resultados.

  • Lleva tu plan a prueba, primero a pequeña escala bajo condiciones controladas.

  • Evalúa y mide los resultados de tus cambios.

  • Actúa implementando los cambios que has evaluado a gran escala.

  • Optimiza los procesos de producción.

  • Orienta todos los procesos a la calidad, tratando de reducir costos.