Menú
Autor:
19/08/15 9:56
Compartir en:
MAS Digital
Autor MAS Digital
19/08/15 9:56
Compartir en:
  

5 pasos para convertirte en un storyteller poderoso

5_pasos_para_convertirte_en_un_storyteller_poderoso

El storytelling es una de las mejores técnicas que puedes utilizar para llegar a la audiencia y generar en esta acciones positivas hacia tu marca. Una historia es muy poderosa y puede provocar en las personas diversas emociones que puedes utilizar para involucrar los con tu marca o empresa. Y si quieres convertirte en un storyteller poderoso, estos pasos te ayudarán a lograrlo.

  1. Define siempre tu historia

Es muy importante antes de empezar a contar una historia, definir siempre lo que se va a comunicar. Enfocado por supuesto en la idea central, en la función del mismo, la razón detrás de la idea y finalmente en los beneficios. Un buen storyteller sabe de lo que está hablando y antes de empezar a narrar cualquier historia profundizará sobre el tema, con la finalidad de hablar con propiedad  a su audiencia.

  1. Conoce a tu audiencia

Conocer a la audiencia a la cual estarás comunicando tu historia es clave para dirigir la misma correctamente. De esta manera podrás establecer un tono y lenguaje a utilizar apropiado que realmente les sea familiar. La finalidad del storytelling entre muchas cosas, es que las personas generen una acción positiva sobre tu marca, y esto sólo podrás lograrlo si llegas a la audiencia a través de una historia emotiva que realmente los envuelva y genere una conexión íntima y humana. Observa la publicidad de grandes empresas como la Coca Cola, los cuales utilizan el storytelling frecuentemente en sus campañas. Ellos se enfocan en situaciones o elementos que son familiares y con los cuales absolutamente todos nos identificamos. Por lo tanto causan en nosotros un sentimiento de humanidad que sin duda genera una emoción positiva.

  1. Concéntrate en un solo objetivo

Si quieres ser un storyteller poderoso debes saber cuál es el objetivo de tu historia. Esto será clave para dirigir cada aspecto de la misma hacia una meta única. La cual puede ser cualquiera dependiendo de lo que tú quieras provocar en la audiencia. La clave está en no olvidarse de la meta  y llevar un ritmo continuo, sin salirse del tema principal.

  1. El inicio y final de la historia es crucial

Dentro del storytelling el inicio y final de la historia es fundamental. Ese será el momento de enganchar a la audiencia y lograr que las personas no sólo escuchen, sino provocar en ellos una motivación o una urgencia que los lleve a tomar acción en algún aspecto de sus vidas con respecto a tu meta.

Para comenzar bien una historia puedes utilizar estas 6 formas:

  • Pregunta

  • Estadísticas

  • Retrospectiva o prospectiva

  • Aforismo

  • Analogía

Cualquiera de estas estructuras dependiendo de tu objetivo va a ser muy atractiva para las personas. Las retará, las hará despertar de ciertas situaciones o realidad, las llevará a situaciones del pasado y sin duda podrán experimentar sentimientos fuertes.

Recuerda que si las personas se enganchan en la historia van a esperar que esta se concluya y tenga un desenlace que valga la pena y que tenga una razón de ser.

Tu historia puede concluir en una moraleja, puede tener un twist donde esta no concluya como se esperaba o puede ser una historia con un final que no ha acabado.

Lo importante siempres es concluir la idea principal.

  1. Enfócate en el nudo

En toda historia el nudo o conflicto debe ser uno de los elementos principales. Estos son los que la hacen más excitante y donde realmente podrás lograr conectar con la audiencia totalmente. Sin conflicto no hay historia y al momento de definir lo que quieres comunicar, asegúrate que estás seguro cual es el punto clímax y a dónde vas a llegar. Un buen storyteller sabe cuándo tirar el elemento más importante y revelador y para ello puedes ir llevando un ritmo que envuelva a la audiencia en un sentimiento, para luego llegar al clímax y dar un twist totalmente diferente, que los saque de la zona cómoda donde se encontraban en la historia.